www.oroinformacion.es

Platino

¿Por qué cuando hablamos de metales preciosos de inversión nos solemos limitar al oro y la plata? De acuerdo, es más habitual ver monedas y lingotes de plata que de platino o paladio, pero no hay por qué dejar de considerar a estos dos últimos a la hora de invertir en metales preciosos, porque pueden constituir una opción interesante para diversificar la cartera, sin perder de vista su condición, también, de valores refugio.

Al hablar de metales preciosos de inversión inmediatamente nos vienen a la cabeza el oro y la plata, los dos preferidos por los inversores. Pero la lista no termina en esos dos: existen otros, más desconocidos, que también se venden en forma de lingotes y monedas. Es el caso del platino, cuyos abundantes usos industriales no ocultan, sin embargo, su carácter de metal de inversión.

El rodio, probablemente el más desconocido de entre los metales preciosos, es el que está protagonizando la mayor escalada de precios, que le han llevado a cotizar en máximos de los últimos diez años.

La operación de compra por parte de la minera sudafricana Sibanye Gold, de la compañía norteamericana Stillwater, la única minera estadounidense de platino y paladio, situada en Montana, se encuentra en la actualidad bajo escrutinio de las autoridades de EE UU por sus posibles implicaciones en cuestiones de seguridad nacional.

Según el Informe Anual de la Casa de la Moneda de los Estados Unidos del año fiscal 2016, “para asegurar una calidad consistente en todas las instalaciones de producción, las tres fábricas de monedas (San Francisco Filadelfia y West Point) tuvieron que trabajar en estrecha colaboración para coordinar troqueles, cospeles, procesos de ensayo, materiales de envasado, etc., de los bullion de oro estadounidenses”.

La llamada basura tecnológica, con los teléfonos electrónicos o las tabletas al frente, contiene pequeñas cantidades de metales tan valiosos como son el oro, la plata, el platino, paladio o cobre, que se reciclan con las más diversas técnicas, algunas rústicas y otras más especializadas.

¿Por qué no añadir platino, además de oro, a las reservas de los bancos centrales mundiales? Al fin y al cabo, es otro metal precioso cuya cotización se está disparando en las últimas semanas. Este es el argumento que manejan desde el Consejo Mundial de Inversión en Platino (WPIC, por sus siglas en inglés), un organismo fundado por seis compañías mineras sudafricanas cuyo objetivo es promover las inversiones en este metal.

La explotación minera de la Luna en busca de oro y platino no es ciencia ficción, sino una simple cuestión de tiempo. Y más corto de lo que parece, ya que a finales de este año 2017 la compañía Moon Express podría enviar la primera sonda espacial encargada de recoger muestras en el satélite de la Tierra.

El mercado del platino va a registrar un déficit de 120.000 onzas a finales del presente año 2017, según las previsiones del Consejo Mundial de Inversión en Platino, el “lobby” formado por las principales compañías sudafricanas productoras de este metal.

No solo de oro vive el inversor indio… ni tampoco de joyas. El lanzamiento de nuevos productos de inversión en platino físico por parte de la compañía india Muthoot Pappachan Group supone un intento de reeducar los gustos de los consumidores del país a la hora de invertir en metales preciosos. De hecho, el propio Gobierno ya trató de fidelizar a los inversores del país con los bullion, con el lanzamiento del bullion indio, el Ashoka, para normalizar la inversión en oro y evitar los fraudes protagonizados por algunos comerciantes con la adulteración del oro con el que se fabrican las joyas.

En la remota región siberiana de Jabárovsk (Rusia) se levanta una montaña llamada Kondyor Massif, cuya curiosa forma ha dado lugar a muchas especulaciones sobre su origen. Se trata de un círculo montañoso casi perfecto, de ocho kilómetros de diámetro (siete veces el diámetro del Cráter de Barringer, en Arizona) y unos 600 metros de altura. La perfección de su forma circular se ha tratado de explicar por un supuesto origen volcánico o por el impacto de un gigantesco meteorito. Teorías que investigaciones realizadas más recientemente han descartado.

¿Puede influir una marca de automóviles en el precio de los metales preciosos? Parece ser que sí, y es lo que podría suceder en los mercados del platino y el paladio con un nuevo avance tecnológico desarrollado por los ingenieros de Toyota, uno de los mayores fabricantes mundiales de automóviles.

Hace unas semanas, anunciábamos en Oroinformacion.es el acuerdo alcanzado por la minera sudafricana Sibanye para adquirir la norteamericana Stillwater Mining Co, la única minera estadounidense de platino y paladio, propietaria de uno de los mayores depósitos de estos metales en el mundo.

Los principales productores mundiales de platino confían en que el reciclaje de catalizadores de automoción y el crecimiento del sector de vehículos eléctricos (que no precisan catalizadores, en cuya fabricación se utiliza platino) no van a contrarrestar el creciente déficit del mercado.

Los metales preciosos no solo sirven para fabricar lingotes, acuñar monedas o crear piezas de joyería; cuentan con múltiples usos industriales, dado su carácter de excelentes conductores y su maleabilidad. Platino y paladio, por ejemplo, son dos componentes indispensables para la fabricación de catalizadores en la industria del automóvil.