www.oroinformacion.es

Bullion

Algunos bullion o monedas de inversión en metales preciosos como el oro y la plata han trascendido los ámbitos de la numismática y la inversión, para ser reconocidos internacionalmente. Es el caso, por ejemplo, de los soberanos de oro británicos que James Bond llevaba ocultos en su cinturón para “gastos imprevistos”, o el archiconocido Krugerrand sudafricano, quizá la moneda de oro más popular del planeta. Luego están la Filarmónica vienesa, el Panda chino, los Eagles norteamericanos…

Desde finales de la década de 1790, “Lady Liberty”, ha sido la imagen inconfundible de los anversos de las monedas estadounidenses desde el siglo XVIII. Ahora, cuando se cumple el 225 aniversario de la creación de la primera Casa de la Moneda de Estados Unidos, la US Mint de Filadelfia, y, por ende, de la aparición de los retratos de la Dama de la Libertad, se presenta en sociedad el busto de la nueva dama americana en oro puro y rasgos afroamericanos luciendo una corona de estrellas.

El próximo 23 de marzo la US Mint (Casa de la Moneda de Estados Unidos) pondrá a la venta la versión de 2017 del famoso bullion American Silver Eagle de 1 onza de plata pura, de las que el pasado año 2016 vendió nada menos que casi 38 millones de ejemplares.

Según el Informe Anual de la Casa de la Moneda de los Estados Unidos del año fiscal 2016, “para asegurar una calidad consistente en todas las instalaciones de producción, las tres fábricas de monedas (San Francisco Filadelfia y West Point) tuvieron que trabajar en estrecha colaboración para coordinar troqueles, cospeles, procesos de ensayo, materiales de envasado, etc., de los bullion de oro estadounidenses”.

Enviado especial

Desde el pasado 2 de febrero se celebra en Berlín la edición número 46 de la World Money Fair (Feria Mundial de la Moneda) que acoge a casas de moneda, refinerías de metales preciosos, distribuidores internacionales, comerciantes, fabricantes de maquinaria de acuñación y un largo etcétera.

Las ventas de bullion se han disparado en el pasado año 2016 con respecto al año anterior. Así se desprende de los datos de las ventas realizadas por la Perth Mint (entidad estatal australiana que se encarga de la acuñación de bullion) a todo el mundo. Según estos datos, las ventas de monedas y lingotes de oro correspondientes al mes de diciembre se elevaron a 63.420 onzas, un 15,8% más que en el mes de noviembre y nada menos que un 58,2% más que en el mes de diciembre de 2015.

Los distribuidores oficiales de la US Mint (únicos comerciantes que pueden acceder directamente a los stocks de la Casa de la Moneda de Estados Unidos) gastaron una buena cantidad de dinero comprando bullion nada más abrirse el mercado en los primeros días de 2017, tanto los “American Eagle”, en versiones de oro y de plata, como los también bullion en oro “Buffalo”.

El World Gold Council (Consejo Mundial del Oro) ha emitido este mes de diciembre un informe en el que analiza las pautas de consumo de los cuatro países con mayor demanda de oro (China, India, Estados Unidos y Alemania) y concluye que la demanda de oro va a seguir creciendo durante los próximos años, aunque el mercado deberá adaptarse a las nuevas costumbres de los inversores minoristas.

Habitualmente, varias veces al año, las más prestigiosas casas de moneda del mundo acuñan piezas en metales preciosos, oro y plata, dedicadas a personajes, lugares, hechos y actividades relacionadas con el país emisor que cumplen dos misiones: la de ser moneda de colección y, a veces, también de inversión.

Las ventas de onzas de oro de la Perth Mint (Casa de la Moneda de Australia) se incrementaron un 15,5% en enero y febrero, respecto a las cifras de ventas de los dos primeros meses de 2016. En concreto, la ceca australiana vendió, entre enero y febrero de 2017, un total de 98.002 onzas de oro, superando las 84.822 que vendió en el primer bimestre del año pasado.

La Sociedad Española de Metales Preciosos de Inversión SEMPI ha dado un nuevo paso en el proyecto de internalización de la compañía acudiendo por primera vez a la World Money Fair que se celebra anualmente en Alemania.

Dice el refrán castellano que “A río revuelto, ganancia de pescadores”. Un proverbio que puede ser aplicado, en la situación política y económica actual, al oro. En efecto, la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos ha añadido un nuevo factor de inestabilidad a la coyuntura político-económica mundial, que ya se estaba viendo sacudida por cuestiones como la negociación Reino Unido-UE para el Brexit o la incertidumbre sobre el futuro político de varios países europeos que celebran elecciones en este año, y en los cuales se cierne la sombra de la amenaza del crecimiento de los partidos de ultraderecha.

La India es el segundo mayor consumidor mundial de oro, por detrás de China. Los ciudadanos indios mantienen una relación muy especial con este metal, que está presente de una forma muy especial en sus celebraciones religiosas.

China abandona el estándar mundial actual de los pesos de las monedas bullion en onzas troy, equivalentes a 31’13 gramos. por onza, y adapta sus características al sistema métrico decimal. De tal manera que las famosas monedas bullion con la imagen del Panda chino, tanto en plata como en oro, cambiarán a partir del próximo año. Así, la moneda de plata con valor nominal de 10 yuanes, que hasta ahora pesaba 31’13 gramos, equivalentes a 1 onza troy, pasará en 2016 a pesar 30 gramos.

El próximo 2017 se cumplirán 50 años desde que se acuñara la primera moneda de inversión o bullion en oro: el famoso Krugerrand. Desde 1967 han sido decenas de millones de onzas de oro las que han salido de las máquinas de la South African Mint Company con la imagen de Paul Kruger en el anverso, el primer presidente y fundador de la República de Sudáfrica, y del icónico antílope Springbok en el reverso.