www.oroinformacion.es
2015    25 de febrero de 2017

Opinión

Lo que son las cosas, desde los años 50 nos visitan millones de turistas alemanes para solazarse, nunca mejor dicho, con nuestros yantares, vinos y soles, pero hasta ahora no se habían dado cuenta de que otra España también existe: la del interés in crescendo por los metales preciosos de inversión.

Decía el filósofo alemán Emmanuel Kant que “la paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte”. Aplicado al asunto que nos preocupa, el oro, está claro que la paciencia es la gran fortaleza de los inversores. Nadie pega un ‘pelotazo’ de la noche a la mañana invirtiendo en oro físico precisamente porque éste evoca precisamente lo contrario: estabilidad, tranquilidad, protección y planes de futuro.

Vamos a ver, hijo mío. Quiero contarte una historia que a lo mejor puede darte pesadillas por la noche.

Desde muchas entidades financieras y aseguradoras se vienen desarrollando acciones encaminadas a formar financieramente a nivel básico a niños y jóvenes. Conceptos como ingresos, gastos, interés, cuentas corrientes, etc., se explican de forma amena, sencilla y directa a los niños con la buena intención de poder enfrentarse más adelante a estos conceptos cuando comiencen en su vida laboral o profesional.

“Oroinformación” presentada en sociedad
Apenas hace dos meses “Oroinformación” inició un proyecto informativo a través de Internet. Deseo ya hecho realidad para comunicar, en principio, a un público de habla hispana todo lo que acontezca entorno al mundo de los metales preciosos de inversión: oro, plata, platino y paladio.
Todos hemos ido arrumbando en nuestros trasteros equipos informáticos antiguos y desfasados, reproductores, televisores, etc., etc., esperando el momento de desecharlos o quizás esperar a que algún coleccionista se encapriche y pueda venderse por Internet. No tenemos conciencia de que en muchos casos, estamos desechando dinero.

Al cerrar un año siempre volvemos la vista atrás y nos preguntamos: ¿cómo fue el año, en este caso 2016, para el oro?

Es un hecho palpable que la vida moderna precisa cada vez de menos papel. Pensemos en nuestro trabajo diario; seguro que cada vez utilizamos menos la impresora o manejamos menos documentos en papel. La digitalización avanza de manera implacable, para desesperación de los amantes del papel y para beneficio de los bosques del planeta.

Tomamos una coctelera y añadimos 4 libros y los 3 últimos números de la revista Emprendedores: “La sorprendente verdad sobre que nos motiva” de Daniel H. Pink; “La clase creativa” de Richard Florida; “La sociedad marginal de coste cero, el internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo” de Jeremy Rifkin; y “Postcapitalismo” de Paul Mason.

Estamos en plena campaña de promoción de planes de pensiones, traspasos reclamados mediante regalos, bonificación con tipos de interés en efectivo o aportaciones extraordinarias, etc., etc. Las entidades aseguradoras y los bancos, haciendo también la competencia a éstas están gastando importantes cantidades de dinero en publicitar las bondades y magnificencias de sus productos “pensados para ahorrar y para desgravar impuestos...” Siguen pensando que la gente es tonta y sigue creyéndose todo lo que se le cuenta. “Lo que sale en la tele tiene que ser verdad. Lo dice el Banco XXX, obviamente tiene que ser bueno”.


0,093994140625