www.oroinformacion.es

¿Qué hacer en 2017 respecto al oro?

¿Qué hacer en 2017 respecto al oro?
Ampliar

Apenas sin despertar a la masa durmiente de Wall Street, en silencio, mientras que toda la atención de los parqués se centraba en los resultados y consecuencias de las elecciones de EE.UU., el oro hizo un viaje de retorno notable en 2016.

Los “toros” volvieron a recorrer una distancia a gusto de muchos consumidores, si bien las ganancias no fueron espectaculares. Hablamos de un 8,7% de “premio” en dólares muy respetable (de un 12% en euros), después de tres años consecutivos en los que los “osos” ocuparan todo el espacio inversor sobre el metal precioso a la baja sobre todo desde 2013 con caída de hasta un 28,3% en dólares y de un 31% en euros.

Y si el oro se comportó noblemente la plata tuvo un año aún mejor, con una ganancia de un 15,2% ajustándose al precio de la onza pagada en dólares.

Además, y quizás aún más importante, la demanda de inversión mundial registró su cuarto mayor aumento en el período de quince años desde 2001. Ese resurgimiento sugiere que los años de caída del oro no se moderaron. Sin duda, estos números en tándem representan un cambio importante para el oro y una ruptura del pasado “corto placista”. También es quizás la primera pista de que puede haber cambiado la página de la fase correctiva del ciclo, a la reanudación del mercado alcista a largo plazo para el oro y la plata.

El oro ha registrado ganancias en doce de los últimos quince años bajo circunstancias decididamente desinflacionarias. Desde el cambio de siglo, el oro ha promediado un 12% de ganancia anual, incluso después de los beneficios negativos en 2013, 2014 y 2015 (-28%; -1,5%; y -10% respectivamente) se mezclan en el cálculo.

Salvo esos tres años negativos, el devenir del oro está respaldado por un historial impresionante que debe ser tenido muy en cuenta por cualquier persona interesada en la gestión prudente de la riqueza y el diseño de la cartera más eficaz a largo plazo.

Solo hay que investigar un poco para rescatar datos tales como que en el año 2002 el ciclo alcista se inició con un 24,7% de ganancia respecto al año anterior después de 4 años de subidas con una media de un 17,37% llegó 2007 con un subidón del 30,9% en el precio de la onza de oro pagada en dólares. Fuerte subida que volvió a sorprender en 2010 con un 27,1%, después de dos años anteriores con una media de 14,5%.

En los años 2013-2015, el oro experimentó lo que para algunos sectores fue denominada como una “sana”, algunos dirían que “necesaria”, corrección secular del mercado alcista con una media de un -13,4% de baja del precio de la onza en dólares.

Pero en 2016, la tendencia bajista se rompió con una nueva ganancia del 8,7%, tal vez preparando el escenario para la próxima etapa del mercado alcista que se espera a partir de 2017. En años futuros, los dueños de oro inversores y ahorradores de cualquier tamaño, podrán mirar hacia atrás, hacia el ya pasado 2016 como un año de cambio importante.

De acuerdo con una encuesta de Bloomberg sobre 26 analistas del mercado de los metales preciosos, el oro conseguirá beneficios de hasta un 13% en 2017. Analistas a los que se suman los grandes bancos comerciales de oro que señalan una tendencia optimista sobre el precio del oro para el futuro inmediato. He aquí una lista parcial de las predicciones que han aportado 7 grandes entidades bancarias respecto a su precio en dólares onza para 2017: Comencemos con la Unión de Banca Suiza UBS y su “predicción” de la onza de oro a 1.350 dólares; HSBC “apuesta” por la onza a 1.440 dólares; Bank of America / Merrill Lynch apunta más abajo con 1.200 dólares onza; Credit Suisse sube a 1.338 dólares; ABN Amor, a 1.425 dólares; RBC Capital fija su baremo en 1.500 dólares; y el Citibank acerca su pronóstico a la cifra más baja con 1.160 dólares onza.

¿Y todavía se pregunta alguien qué hacer en 2017 respecto al oro? Comprar señores, comprar. Preparar su futuro con oro físico, nunca en papel.

¿Volvemos a hablar de ello a finales del aún lejano mes de diciembre? Por supuesto que lo haremos.