www.oroinformacion.es

El impulso a la industria de la automoción podría disparar el precio del paladio

El impulso a la industria de la automoción podría disparar el precio del paladio

El precio del paladio se ha incrementado en este inicio de año ante la perspectiva de que la política de gasto de los gobiernos y los recortes de impuestos disparen las ventas en la industria de la automoción, especialmente en mercados como China y los Estados Unidos.

Este metal, que se extrae principalmente en Rusia y Sudáfrica, tiene su principal aplicación en la industria del automóvil: los fabricantes de coches adquieren la producción para fabricar convertidores catalíticos (en la imagen) para controlar las emisiones.

Su precio se ha incrementado en un 10% en la primera semana del año, por encima de otros metales como el oro, el cobre o su pariente cercano, el platino, cuyo precio ha subido un 7%.

Tras una leve caída a finales de diciembre, los precios del paladio van a mantenerse altos, después de crecer más de una quinta parte en el año 2016, su mayor subida anual desde 2010.

Según declaraciones a Reuters del analista de commodities de UBS Wealth Management Giovanni Staunovo, “la principal razón de este sólido comportamiento es que el paladio tiene los mejores fundamentos del conjunto de metales preciosos. Con el parón en el suministro y una demanda creciente, liderada por las importantes cifras de ventas de automóviles en EE UU y China, es de esperar que 2017 sea el sexto año consecutivo con déficit”.

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EE UU provocó una subida en los precios de los metales industriales, debido a su compromiso de bajar los impuestos e incrementar el gasto.

Las ventas de automóviles y camiones nuevos en Estados Unidos han alcanzado cifras récord en 2016 lo que, unido a una alta confianza de los consumidores y a unos precios relativamente bajos del combustible, disparan las expectativas sobre esta industria.

Según el analista de Mitsubishi Jonathan Butler, “aunque hace unos meses éramos conscientes de que las ventas podrían estar alcanzando su punto más alto, la nueva administración Trump puede cambiar esa perspectiva. Los planes del presidente electo de recortar impuestos e incrementar los estímulos fiscales pueden suponer una mejora de la confianza de los consumidores y un mayor gasto en bienes de consumo de precio elevado como los automóviles”.

Los mercados de commodities también está reflejando estas expectativas de mayor gasto en China, el mayor consumidor mundial de metales industriales. Como los Estados Unidos, China es un gran comprador de automóviles con motor de gasolina. Los catalizadores en los vehículos con este tipo de motor emplean una mayor cantidad de paladio que los vehículos diésel, más habituales en Europa y cuyos catalizadores contienen más platino.