www.oroinformacion.es

El ser humano a pesar de la máquina

Tomamos una coctelera y añadimos 4 libros y los 3 últimos números de la revista Emprendedores: “La sorprendente verdad sobre que nos motiva” de Daniel H. Pink; “La clase creativa” de Richard Florida; “La sociedad marginal de coste cero, el internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo” de Jeremy Rifkin; y “Postcapitalismo” de Paul Mason.

Y el cóctel que sale tiene un sabor amargo al principio y dulce al final, como un buen café. El efecto en el cuerpo y en la mente, también es parecido al del café. Espero que le guste y le aproveche.

Amargo; a finales de 2012 la economía estadounidense se había recuperado por completo de la recesión de 2007-2009, con un PIB de 13,6 billones de dólares y no solo eso, sino que, además, lo había aumentado en 290.000 millones de dólares respecto su PIB de justo antes de la recesión. Pero con una amarga realidad, la industria consiguió esa recuperación y ese incremento productivo con 3,84 millones de trabajadores menos. En 2007 las empresas estaban utilizando ordenadores y softwares 6 veces más que 20 años atrás. Como decía en los años 80 el profesor y asesor de cuatro presidentes de Estados Unidos (Kennedy, Johnson, Carter y Reagan) Warren Bennis: “La fábrica del futuro tendrá sólo dos empleados: un hombre y un perro. El cometido del hombre será dar de comer al perro. El del perro será cuidar de que el hombre no toque el equipo”.

Como le dicen al Donald Trump: no son los mexicanos a los que tienes que temer, sino a los microchips.

Amargo: Sólo al 13% de los trabajadores de todo el mundo les gusta ir a trabajar o se sienten "comprometidos" con sus empleos, según una encuesta de Gallup que recoge datos de 140 países recopilados durante 2011 y 2012. El sondeo muestra que el 63% de los trabajadores no están motivados a la hora de acudir a sus puestos y no están dispuestos a ofrecer un esfuerzo extra por la empresa. El 24% manifestó sentirse verdaderamente infelices en sus trabajos y poco productivos.

Dulce: La motivación laboral del palo y la zanahoria, propia de la relación laboral de las fábricas del siglo XX, está siendo sustituida por la motivación intrínseca, propia de una sociedad cada vez más habida de realización personal. En esta nueva era de “comunicación total”, las personas felices son aquellas que están alineadas con quien son de verdad, que viven de sus dones, talentos e inteligencias naturales, porque han tomado conciencia de ellos, los pulen a diario, los ponen en el mercado y se los venden, no solo al mejor postor, sino al que más los valora. Algunas de estas personas trabajan robotizando y digitalizando los trabajos mecánicos o algorítmicos. Es más fácil sustituir un trabajo mecánico, que un trabajo creativo (por ahora, ya que la inteligencia artificial también avanza rápido).

Algunas dicen que podemos estar ante una “burbuja de star up”, (muchas en forma de App), empresas que se crean en 2 o 3 años, se venden por 80 millones de euros incluso sin haber llegado a dar beneficios y a los dos años han desaparecido, absorbidas por otra (como de forma parecida es el caso de “La nevera roja”)

Piense en un problema o necesidad cotidiana, familiar, personal, empresarial…da igual y digitalícela, haga que un software o una App lo solucione o lo facilite. No importa lo tonto o imposible que le parezca el problema o la necesidad: encontrar aparcamiento, evitar atascos, nivelar un cuadro que ha colocado en la pared, meditar, hacer ejercicio, diseñar, comprar y vender lo que necesito o no uso sin moverse de casa o mientras anda por la calle…

Estas reflexiones o análisis de la realidad de la tercera o cuarta revolución industrial (depende del autor o experto al que leas) tienen varias preguntas poderosas, algunas respuestas reveladoras y algunos ejemplos prácticos:

¿Qué profesiones tienen más razón de ser en el presente y en el futuro? Las creativas y las de persona a persona, aquellas que una máquina no pueda sustituir o en las que las personas no aceptan la sustitución “maquina por ser humano”: profesiones médicas, profesiones creativas, consultores y asesores en metales preciosos de inversión o finanzas, pues el dinero en medianas y grandes cantidades siempre será muy cobarde y necesitara del trato y la confianza humana…Y las que digitalizan o robotizan el trabajo mecánico sustituyendo al hombre o ayudan a hacerlo.

¿Cuáles de mis dones, talentos e inteligencias naturales puedo pulir y amoldar a este nuevo orden profesional, sea yo una persona creativa o no?

Y entérese; más importante que su titulación es lo que sea capaz de hacer y lo que no sea capaz de hacer. Y más importante que una buena idea, es una idea que puede ser llevada a cabo. Las actitudes por encima de las aptitudes.

¿Quién hará las cosas cotidianas si “papa y mama creativos” están trabajando? Tareas domésticas, sacar al perro, llevar a los peques a la actividad extraescolar, cocinar, estética…eso no lo hace un robot.

¿Quién reconducirá, ayudará a sanar y orientará a todas las personas expulsadas por el nuevo orden de mercado o que están desalineadas con su “ser esencial”? Terapeutas, psicólogos, coach, mentores, formadores, educadores, escritores…

¿Quién formará y llenará de contenido las plataformas formativas donde una y otra vez acudan las personas a pulir sus dones y talentos y a adquirir los nuevos y continuos conocimientos en el hacer y proceder? Inboud marketing, Restyling, Big data, Comunity Manager, oratoria, ventas, Neuromarketing, Fintech e Insurtech, App, Tic, Idc, Energías renovables, mundo 3D, coaching financiero, terapeuta corporal integral, Bikram yoga…

Para que se produjese el paso de la economía feudal a la economía de mercado, o el comienzo de la era industrial y el capitalismo, ha habido grandes innovaciones y avances en forma de binomio comunicación/energía. El primero fue el binomio Imprenta/Molino de agua y de viento. El segundo fue el binomio Imprenta a vapor/Máquina de vapor. El tercero fue el Teléfono/Petróleo y el cuarto es Internet/Energías renovables. En cada época en la que el binomio hace aparición y comienza a desarrollarse, un gran grupo de personas han sufrido desplazamientos, miedos, incertidumbres, hambre, penurias y han estallado guerras, levantamientos, huelgas, asesinatos, incendio de fábricas…

Charles Darwin dijo: “la especie que sobrevive no es la más fuerte, sino la que mejor se adapta a los cambios”.

En la década de 1910, por ejemplo, el soplador de vidrio desplazado de su oficio por la llegada de nueva maquinaria se convirtió en el proyeccionista de cine o en el obrero de la cadena de montaje de una fábrica de automóviles. ¿Hacia dónde se reciclan los trabajadores de la construcción tras la burbuja de 2008? ¿y hacia donde se reciclan los trabajadores de la banca y del seguro con la llegada de las Fintech e Insurtech?

Las nuevas tecnologías, un producto del capitalismo, que permitió que este se expandiese aceleradamente por el mundo, crearon a su vez una economía de la información que pensaban controlar como el anterior binomio petróleo/ teléfono, pero que ahora no es compatible con la economía de mercado, porque esta economía de la información posibilita la colaboración y la producción más allá del mercado. Algunos lo llaman Co-capitalismo, otros, economía colaborativa, pero el hecho es que tiende a la eliminación del trabajo como hasta ahora lo hemos conocido.

Síntomas que demuestran lo anteriormente expuesto:

A las eléctricas se le “cuelan” la energía solar, eólica, geotérmica etc. Los ciudadanos emancipados de la “antigua Era” y tomando acción en la nueva economía de la información, pueden ya generar un autoabastecimiento de energía e incluso compartir con sus propios vecinos…aunque el lobby estado-eléctricas intenta por todos los medios impedir el inevitable cambio, con impuestos y restricciones.

A los hoteles se les cuela Airbnb.

A las empresas de trasporte y logística; Blablacar, Uber, On Truck, Cabify... (estas dos últimas son españolas)

A los bancos tradicionales se les cuelan las Fintech. A las aseguradoras se les cuelan las Insurtech.

A los grandes de la comunicación se les cuela la zona wifi gratis.

Los softwares de código libre…

Y muchos más ejemplos que se podrían poner.

Todas ellas cabalgan a lomos de las nuevas tecnologías, son nuevos modelos de negocio y crean fuentes de dinero más radicales, pues el crecimiento en facturación de estas empresas en 4 o 5 años es de cero a cientos o incluso miles de millones de euros. Y su expansión a otros países es igual de rápido.

Concluyendo: ¿Cuánto vale usted, en este nuevo mercado? ¿Qué va hacer para brillar en él? ¿De quién depende su prosperidad y la de los suyos? ¿Cómo y que van a estudiar sus hijos? ¿se siente abrumado y pequeñito o valorado e ilusionado?

Respuesta: lo que no está creciendo, está muriendo. Tome consciencia, hágase un examen interior y tome decisiones acompañadas de acciones, regadas con disciplina constante, confianza en usted mismo y fe, toneladas de fe. Para ello, ya sabe mi consejo de siempre: busque ayuda, solo es difícil, acompañado es más fácil.

Tic tac, tic tac…