www.oroinformacion.es

Al jefe de la Oficina Presupuestaria de Trump le gusta el oro

Al jefe de la Oficina Presupuestaria de Trump le gusta el oro

El candidato elegido por el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, para hacerse cargo de la Oficina Presupuestaria, Mick Mulvaney (en la imagen), ha sido un activo inversor en oro y en acciones de compañías mineras de oro, como protección frente al colapso de la divisa.

El congresista republicano por Carolina del Sur (una de las regiones mineras de oro en EE UU) ha sido muy crítico con la política monetaria de la Reserva Federal y mantuvo inversiones de entre 50.000 y 100.000 dólares en metales preciosos a finales de 2015, según se muestra en su declaración de patrimonio.

A partir de ahora, su influencia como la persona elegida por el presidente para llevar la Oficina Presupuestaria puede pesar cada vez más en la política fiscal estadounidense. Como director de la Office of Management and Budget (OMB) Mulvaney va a colaborar a establecer el tope del gasto del gobierno y podría encarar también una posible revisión del código fiscal federal.

Las inversiones de Mick Mulvaney en compañías mineras datan de 2010, el año en que fue elegido para la Cámara de Representantes como parte del llamado “Tea Party” republicano. Los detalles de su declaración a finales de ese año muestran que él y su familia poseían acciones y fondos de compañías mineras de oro y plata, entre las que estaban Eldorado Gold Corp., Agnico Eagle Mines Ltd. y Pan Americn Silver Corp., con un valor total entre 252.000 y 855.000 dólares.

Las acciones de estas compañías han caído desde entonces, por lo que Mulvaney se ha desprendido de parte de su cartera el pasado mes de junio. Precisamente en ese mes, el futuro jefe de la Oficina Presupuestaria pronunció un discurso en la cena celebrada en Carolina del Sur por la John Birch Society, un grupo que ha impulsado diversas teorías conspirativas y que sostiene que la única moneda permitida por la Constitución de los Estados Unidos es el oro y la plata. El congresista señaló en ese discurso que las acciones de la Reserva Federal habían supuesto la devaluación efectiva del dólar y habían perjudicado al crecimiento económico.

El nombre de Mulvaney se une al de varios altos cargos de la nueva administración de Donald Trump que no verían con malos ojos el regreso de nuevo al patrón oro, una medida que ya se intentó llevar adelantedurante la presidencia de Ronald Reagan.