www.oroinformacion.es

La prohibición de los billetes se lleva por delante un tercio de la demanda de oro

La prohibición de los billetes se lleva por delante un tercio de la demanda de oro

La polémica decisión del Gobierno indio de Narendra Modi de ilegalizar los billetes de mayor valor en circulación podría haber provocado la caída de la demanda de oro de la India en unas 350 toneladas para este año 2017.

La cifra de importaciones mensuales de oro en la India ha promediado 65-70 toneladas durante los últimos años. Una cifra que se ha reducido a la mitad entre febrero y septiembre de 2016. Entre octubre y noviembre se registró una recuperación, en parte debida a la temporada festiva y a la época de bodas. Pero la decisión del Gobierno de ilegalizar los billetes de 500 y 1.000 rupias puede derivar en una importante caída de la demanda.

La demanda de oro media anual durante los últimos siete años ha sido de 875 toneladas. Entre el 85 y el 90% de esta cantidad es importada. Y alrededor del 20% de la demanda se satisfizo con oro ilegal, de contrabando.

Estas importaciones ilegales se elevaron a 187 toneladas en 2014 y 142 en 2015. Se espera que las cifras de 2016 sean aún menores, en parte debido a la reducción de la demanda y los mayores descuentos.

Los comerciantes de joyería y lingotes solían vender el oro de contrabando sin emitir facturas, cobrando en efectivo., además de vender oro “legal” también en efectivo a clientes que querían blanquear dinero negro. Ambas fórmulas de venta son ya imposibles tras las reformas del Gobierno, ya que los compradores no disponen del dinero en efectivo necesario.

Alrededor de un tercio de la demanda procede de los hogares agrícolas. Éstos realizan la mayoría de sus compras en efectivo, por lo que la escasez de billetes también ha provocado una reducción de la demanda por parte de estas economías rurales.

Los analistas creen que, además, los compradores “legales” también se van a retraer y van a posponer sus compras de oro, lo que también va a contribuir a que la demanda de oro de la India se reduzca en un tercio.

Los comerciantes de joyas, que están en el centro de las agencias de investigación del Gobierno indio, se han vuelto extremadamente cautos a la hora de vender oro o joyas sin factura. Y tampoco existe mucho dinero negro en el mercado. Ni siquiera cuando las economías rurales se recuperen del shock van a tener mucho dinero disponible para invertir en oro.

La única vertiente de la demanda que se espera que continúe como siempre es la del oro destinado a las bodas, que se mantiene inalterable durante los últimos años.