www.oroinformacion.es

El oro sube un 8% en 2016 y rompe la tendencia de los últimos tres años

El oro sube un 8% en 2016 y rompe la tendencia de los últimos tres años

El precio del oro ha crecido un 8% a lo largo del año 2016, lo que supone romper la tendencia de los últimos tres años. Las perspectivas de subida en 2017 son optimistas, según la mayoría de los analistas, que creen que su carácter de valor refugio se pondrá de manifiesto ante la actual inestabilidad política y económica.

De hecho, este carácter de refugio del oro ya se puso de relieve durante la primera mitad del año, en la que los inversores confiaron en él ante las dudas de la Reserva Federal sobre la subida de los tipos de interés, la preocupación sobre el crecimiento global y, sobre todo, el triunfo del sí en la votación sobre el Brexit, que disparó al oro a su máximo de los dos últimos años, en el mes de julio.

En ese momento, el oro alcanzó su precio spot máximo desde diciembre de 2014: 1.163,14 dólares la onza. Desde ese punto hasta el final del año, ha caído un 0,7%, para cerrar en 1.150,5 dólares la onza.

En el conjunto del año, el precio subió un 8,5%, su mayor incremento desde 2011, a pesar de la caída experimentada durante el mes de noviembre, ante la incertidumbre sobre el futuro de las políticas de Donald Trump respecto al gasto en infraestructuras.

Sin embargo, la llegada del nuevo presidente puede ser una buena noticia para el oro. La política cada vez más proteccionistas de la administración estadounidense y las perspectivas de una guerra comercial con China podrían suponer un importante impulso para los precios del oro, ya que los inversores recurrirán a él como valor refugio, como suele suceder en épocas de conflictos.

Un sondeo entre 26 analistas realizado por Bloomberg ofrece perspectivas optimistas para el oro en 2017: la conclusión es que su precio subirá un 13% durante el año que viene.

Detrás de estas perspectivas están varias situaciones comprometidas en el ámbito político y económico: a la perspectiva apuntada de una guerra comercial y problemas en las relaciones bilaterales entre China y EE UU se añaden el enfriamiento de las relaciones entre Norteamérica y Rusia por el posible ‘hackeo’ a los partidos políticos estadounidenses; las complicaciones que implica la salida del Reino Unido de la UE; y las perspectivas electorales en Francia, Alemania y Holanda, que podrían desembocar en un crecimiento de los partidos nacionalistas.

Todo ello, sin olvidar, como apuntan desde varios medios, a la inestabilidad generada por los mensajes del presidente electo Donald Trump a través de Twitter, en los que se enfrenta a rivales y desestabiliza a sus aliados, incluso antes de tomar posesión el próximo 20 de enero.

Los metales preciosos suben

No sólo el oro presenta perspectivas positivas para 2017: el resto de metales preciosos también vivirán una evolución positiva en este año que empieza. El paladio ha sido el que ha registrado un mejor comportamiento en 2016, con una subida de más de un 21%. Por su parte, el platino obtuvo un resultado positivo por primera vez en cuatro años.