www.oroinformacion.es

El filántropo misterioso que regala monedas de oro a organizaciones de caridad

El filántropo misterioso que regala monedas de oro a organizaciones de caridad

En Wichita, la ciudad más grande del Estado de Kansas, no es sólo Papá Noel el que lleva los regalos de Navidad. Desde hace más de una década, un misterioso filántropo cuya identidad se desconoce ha instaurado una tradición que se repite cada Navidad y que redunda en beneficio de toda la comunidad: distribuir unas cuantas monedas de oro entre las organizaciones que se han distinguido por su ayuda al prójimo, para dotarles de fondos con los que llevar a cabo su labor.

Todo comenzó en 2005, cuando cinco organizaciones caritativas locales recibieron con sorpresa una valiosa moneda de oro cada una, procedente de un donante anónimo, con una única condición: que la usaran para obtener dinero con el que financiar sus actividades.

Desde entonces, cada Navidad se repite el mismo ritual, y varias organizaciones que se han distinguido por su trabajo a favor de la comunidad reciben una o varias monedas que les permiten aumentar sus fondos y su capacidad de atender a más personas.

El donante, cuya identidad no ha trascendido públicamente, estableció un fondo dotado con 100.000 dólares conocido como Gold Coin Society Fund, que se encargará de continuar esta tarea cuando él ya no esté.

De la entrega de las monedas en nombre del donante se encarga Shelly Pritchard, presidenta y CEO de la Wichita Community Foundation, organización dedicada a ayudar a la comunidad que recauda fondos para proyectos similares. Por cierto, que para la ocasión suele vestirse con una chaqueta roja y un gorro de Papá Noel (ver imagen, cortesía de The Wichita Eagle).

En esta ocasión, se han entregado cinco monedas de oro, valoradas en 1.237 dólares cada una, a dos organizaciones no gubernamentales: Guadalupe Clinic, que ha recibido dos y Lord’s Diner, tres.

Guadalupe Clinic, una organización que ofrece atención sanitaria a los necesitados, se ha encargado de subastar las monedas de los distintos años, a través de la Guadalupe Health Foundation, en su Midwest Wine Festival, logrando recaudar alrededor de 210.000 dólares en total. Casi todos los años, las personas que se adjudican las monedas suelen devolverlas a la Clínica, que ha establecido también una sociedad para gestionarlas, la Gold Coin Society. A lo largo de los años, la Guadalupe Clinic ha recibido ocho monedas.

Por su parte, The Lord’s Diner, una organización que ayuda a combatir el hambre en Wichita, recibió tres monedas. Con el dinero que recaudarán por su subasta, que esperan que duplique el valor real de la moneda, podrán ofrecer miles de comidas a un dólar a los necesitados de la comunidad.

Como señaló Shelly Pritchard en el acto de entrega de las monedas: “El dinero que obtienen estas organizaciones con la venta de las monedas demuestra lo valiosas que son. Valen mucho más que su peso en oro”.

Y es que, además de ser un valor refugio físico, el oro es un medio excelente de llevar a cabo iniciativas de caridad. El ejemplo de Wichita debería ser imitado.

(Fotografías cortesía de Mike Hutmacher, The Wichita Eagle)