www.oroinformacion.es

La plata, elemento clave para la fabricación de ‘wearables’

La plata, elemento clave para la fabricación de ‘wearables’
Ampliar

Desde hace unos años, la tecnología sirve para vestir. Son los llamados ‘wearables’ elementos que forman parte de nuestro vestuario y que, a la vez, sirven para registrar y transmitir los datos que recogen de nuestro cuerpo mientras realizamos cualquier actividad física. Son los relojes inteligentes, pulseras de actividad y, más recientemente, camisetas y otras prendas de vestir.

En estas últimas, la plata desempeña un papel cada vez más importante, por su capacidad para conducir la energía eléctrica. Hace poco más de un año, la firma de ropa estadounidense Polo Ralph Laurent presentó en el Open de Estados Unidos de Tenis, su Polo Tech Shirt, una camiseta fabricada en colaboración con la empresa canadiense OMSignal.

Se trata de una camiseta en cuyo tejido de nylon se insertan microfibras de lata que permiten transmitir datos como las pulsaciones, el nivel de estrés, la distancia recorrida o el ritmo respiratorio, en tiempo real, a un smartphone, tableta u ordenador.

El material de la camiseta está tratado con una solución a base de plata que elimina las bacterias que causan el mal olor de la sudoración.

Y es que, en palabras de Michael DiRienzo, director ejecutivo de The Silver Institute, “la plata es un componente esencial en muchas de las innovaciones tecnológicas actuales, desde los ordenadores a los smartphones, aplicaciones médicas, energía solar o automóviles, por mencionar sólo algunos”.

Nanocables

A la plata también le debemos un último avance tecnológico que va a revolucionar el mundo de los ‘wearables’. Hace apenas unos días, investigadores de las universidades de Illinois (EE UU) y Corea daban a conocer su último invento: una película ultradelgada, transparente y conductora de la electricidad, hecha con nanocables de plata fundidos.

Este material se puede doblar y estirar hasta siete veces su longitud original, sin que pierda su capacidad de conducción de la electricidad, que se combina con la transparencia del cristal. Según explica el profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Illinois, Alexander Yarin, el nanocable de plata es una partícula muy larga y delgada, de aproximadamente 20 micras de largo. Hacen falta cuatro de ello, colocados longitudinalmente, para igualar el grosor de un cabello humano, aunque su diámetro es 1.000 veces menor, y más pequeño que la longitud de onda de la luz.

Las aplicaciones de este nuevo material son infinitas: desde ligerísimas pantallas táctiles que pueden enrollarse, hasta paneles solares flexibles.